Publicada en

La utilizacion de las pizarras blancas

Basta con darse un paseo por las calles de los barrios, por los pueblos y las ciudades para ver que herramientas utilizan los comerciantes para ofrecer y promover sus productos. La estrella indiscutible en este tema es la pizarra, supongo que todas están adquiridas en http://www.pizarras-blancas.es/ ya que es en el lugar en el que están mas baratas y son de mejor calidad.

Muchas tiendas y establecimientos las usan en el día a día, en la frutería, la pescadería y la charcutería del mercado con los precios del genero, en ella pueden ir variando los precios según van llegando sin necesidad de desperdiciar papel y malgastar dinero en él, solo con un borrador y unos rotuladores específicos pueden cambiar los letreros de inmediato. En los bares, mesones y las cantinas que todavía quedan están escritos los menús y los precios de las consumiciones al igual que las porras deportivas o las ofertas del día. En la plaza del pueblo, una pizarra blanca anuncia el fallecimiento de una persona y allí es a donde va todo el mundo a mirar el nombre del difunto por si acaso lo conocían.

Son curiosos los pueblos, los pequeños pueblos en los que todo el mundo se conoce y apenas hay secretos, los pueblos en los que en las noches cálidas de verano, los parroquianos se sientan en sillas en la puerta de  la calle a tomar el fresco dicen, cuando no hay ni un poco de aire en el ambiente. Pueblos en los que todo está informatizado por medio de las pizarras, en las que todo el mundo confía y a las que todo el mundo echa un vistazo.
Las pizarras son muy útiles si tienes que apuntar varias cosas en día distintos, solo con borrar un poco con un poco de algodón o tela, incluso con la mano, el problema está resuelto, puedes volver a escribir una vez  y otra tantas veces como sea necesario, son muy prácticas y fáciles de limpiar por lo que son muchas personas las que las utilizan de manera cotidiana y diaria, así no necesitan ni papel, ni bolígrafos ni un lugar para guardarlo, con una pizarra y un rotulador es más que suficiente para mantener a las personas informadas y al día de lo que pasa n el pueblo o en el barrio. Sin duda alguna un gran invento para las personas que las usan con asiduidad.